sábado, 13 de octubre de 2012

OBSESIVO



- Mi problema, doctor, es que me fijo mucho en las cosas, los detalles, me obsesiono con ellas…-explicaba el paciente.

Sentado en un cómodo sofá, el paciente parecía encontrar paz para su alma, por unos segundos.

- …Suele ocurrirme también con las personas; deseo que estén a mi disposición, tener el control de ellas…

El terapeuta interrogó:

- ¿Cuánto hace que padece de su problema?

- Ya hace varios años, alrededor de unos doce años –respondió el paciente.

- ¿Le hace vivir, pasarla muy mal dicha dificultad?

- Mucho, mucho, doctor, no es fácil para mí; es un problema de todo el tiempo.

El doctor lo miró un poco y le preguntó:

- Por ejemplo, ¿en este preciso momento que le obsesiona? ¿Qué le inquieta?

El paciente rascó su nuca. Finalmente dijo:

- Verá, doctor, desde que entré no he podido dejar de mirar su facturero, ¡en cuánto me  va a cobrar!



Todos los derechos reservados @




No hay comentarios:

Publicar un comentario